tsonami-logo

22 | 11 | 2017

posteado por tsonami
en Festival Tsonami

Señales Aleatorias

Les compartimos documentación de la exhibición Señales Aleatorias, Retrospectiva de arte sonoro en Chile, que se realizó como parte del X Festival Tsonami en la galería de artes visuales del PCdV, entre el 5 y 31 de diciembre del 2016.

La muestra comprendió, por un lado, la exhibición de once obras de artistas nacionales, y la presentación de un archivo y una cartografía sobre el desarrollo del arte sonoro en Chile.

Los artistas de la muestra fueron Martin Kaulen, Mónica Bate, Claudia González, Ana María Estrada, Sebastián Jatz, Rainer Krause, Julio Lamilla + Cristian Martínez, Jorge Martínez, Pia Sommer, Rodrigo Toro y Valentina Villarroel + Camila Arzola.

La curatoría estuvo a cargo de un equipo compuesto por Fernando Godoy, Carol Illanes y Pablo Saavedra.

La museografía estuvo a cargo de Tatiana Wolff.

Ciclofonía 2012 | Martín Kaulen (1988)
Su obra se caracteriza por la disección de materiales a partir de los cuales obtiene diversas formas modulares. En sus composiciones se observa una constante geométrica que potencia la abstracción de las piezas construidas, es decir, que concentran la experiencia en los aspectos perceptivos. Ciclofonía está compuesta por dos piezas sonoras interactivas, activadas por la presencia del espectador, que mezclan escultura e instrumentos de cuerda. Estas generan ciclos de sonido basados en la repetición de notas de un acorde específico, que en su encuentro y desencuentro dan, sin embargo, la impresión de aleatoriedad.

 

 

Jardín Musicánico 2012 | Jorge Martínez (1953)

Siendo compositor, vinculado a la música electrónica, ha realizado diversas instalaciones, performances y otras iniciativas, incluyendo algunas de las primeras piezas reconocidas en el contexto local bajo la categoría de arte sonoro. Esta es una versión de Jardín Musicánico, instalación que remite a su formación en Italia donde desarrolló diversos trabajos compositivos experimentales. Los tubos de pvc que forman estas figuras sutilmente escultóricas, conducen y modifican el sonido, generando una relación entre el audio y la materialidad.

 

 

IS3: Ejercicio 2c 2016 |Mónica Bate (1978)

Su trabajo instalativo utiliza el sonido como un elemento plástico y narrativo. Por medio de mezclas o intercambios de materiales y lenguajes obtiene interpretaciones de fenómenos, ya sean subjetivos o corporales. Entre sus operaciones hemos visto también ejercicios de recolección de registros del habla, desde un intento por recuperar su particularidad. IS3: ejercicio 2c corresponde a una traducción de la actividad cerebral de la artista a partir de un examen de electroencefalografía. Esta es llevada a una partitura sonorizada, que lee los impulsos cerebrales y que activan y desactivan las luces led. El nombre proviene del juego fonético y casual de la palabra stress.

 

 

Captcha Piece (versión Valparaíso) 2015-16 |Rainer Krause (1957)

Su trayectoria en el campo del arte sonoro se ha concentrado en distintas estrategias de extrañamiento de registros, mediante instalaciones que se caracterizan por la utilización de materiales y tecnologías sencillas. Sus instalaciones ponen en relación registros de escenas de lenguaje y de paisaje, generalmente cotidianas y de fácil reconocimiento, las que son desnaturalizadas y fragmentadas, buscando interpelar a la memoria y la asociación del espectador. La voz y la repetición, como elementos que cruzan la obra de este artista, son conjugados íntegramente en esta versión de Captcha Piece, donde asistimos a cuatro montajes de audio elaborados a partir de múltiples recortes en registros de habla, confrontados a un diseño visual estructurado en relación a su contenido.

 

 

The Water Resistance’s Laboratory Toboggans 2013 |Claudia González (1983)  

Su trabajo explora la materialidad, o las posibilidades de la materia, desde soportes tecnológicos análogos y digitales. Sus instalaciones son dispositivos construidos artesanalmente, los que cargan con una conciencia energética, puesta en obra como sistema. Estos sistemas a su vez remiten a un territorio particular y utilizan elementos que son reconocidos, recolectados, trasladados y/o transformados. Toboggans es parte de una extensa investigación de la artista. Lo que se escucha son sonidos sintetizados a partir de la resistencia del agua en movimiento, donde la estructura distribuye una cantidad de agua (calculada según datos de agua lluvia en la ciudad de Valparaíso) por los múltiples canales asociados a circuitos que generan frecuencias específicas según niveles de resistividad del agua. Los materiales a su vez van dejando rastro de esa traducción con el avance del tiempo.

 

 

Batería Antiaérea 2012 |Rodrigo Toro (1990)  

Entre sus estrategias está el ejercicio de recolección, construcción e intervención de objetos, comúnmente para la construcción de objetos-instrumentos. Su funcionalidad, sin embargo, es redirigida mediante aplicaciones con otros mecanismos, que los convierten en fuentes de transmisión, traducción, filtración o ampliación sonora. Batería Antiaérea reitera un mismo objeto sonoro, contenedor del revoloteo de una mariposa muerta intervenida con motores. El resultado es una objetualidad ambivalente, en su síntesis tambor/ reflector que nos invita a concentrarnos en la sutileza de esta simulación.

 

 

Suelo Hz 2013 – 2015 |Pía Sommer (1981)

Su aproximación al arte sonoro ha sido desde la poesía y el entrecruzamiento con otras disciplinas performáticas y visuales, usando la voz, el video y la gráfica, entre otros. Moviéndose con fluidez entre lo concreto y lo conceptual, ha circulado en distintos lugares de la reflexión sonora haciendo de la palabra hablada un eje central en su trabajo. Esta obra, realizada en distintas ciudades, consiste en frottages de suelos de Valparaíso que son acompañados por el sonido ambiente registrado del lugar donde fueron elaborados. Un “libro de viaje” que nos dispone a leer las texturas de un instante de ciudad a partir de fragmentos.

 

 

Caja de resonancia 2012-16 |Ana María Estrada (1980)

Su trabajo sonoro se ha desarrollado en torno al registro y la acción en la que dispone condiciones y materialidades sencillas para intervenir un espacio ya sea público, íntimo o institucional. Entre sus trabajos destacan los happenings y sus intervenciones urbanas, que buscan alterar el cotidiano de manera sutil, recurriendo generalmente a la instrucción y participación de otros. “Caja de Resonancia”, con una primera versión performática que ampliaba el sonido de los movimientos de la propia artista, nos propone una experiencia volcada al espectador, quien ahora recibe estímulos sonoros a partir de su interacción con la estructura modular, compuesta por siete cajas de cartón.

 

 

Sostenido 2016 |Valentina Villarroel (1981) + Camila Arzola (1989)

Las instalaciones y performances en vivo de Villarroel se basan en los principios de la improvisación y las posibilidades de lo azaroso, cuestión que vemos en sus piezas sonoras. Estas, realizadas con sistemas de reproducción electromecánico analógico, incluyen desde grabaciones de campo hasta dispositivos sonoros confeccionados. Esta instalación realizada con la artista Camila Arzola está pensada desde el espacio arquitectónico de la sala, y se compone por alambres tensados en cuyos extremos se ubican los motores que los friccionan. De ellos se emite el sonido amplificado que escuchamos producto de las infinitas repeticiones del momento vibratorio de las cuerdas, las que van perdiendo su tensión con el pasar del tiempo.

 

 

Circuitos palpables extendidos 2016 | Julio Lamilla (1981) + Cristian Martínez (1977 – Argentina)

Julio Lamilla ha llevado su exploración al terreno de la performance sonora y distintas experimentaciones estéticas que van desde la instalación hasta la improvisación ruidolumínica. Ha sido un asiduo agente impulsor y colaborador de proyectos relacionados con el arte sonoro en la escena latinoamericana. La instalación realizada junto a Cristian Martínez es un conjunto técnico inestable, donde la mutabilidad de circuitos investiga el comportamiento maquínico sonoro. La obra es activada por las manos del espectador en contacto con los circuitos, generando interferencias y complejos resultados sonoros.

 

 

Seguimiento Continuo de Infinitos Puntos… No.7 (Standstill) 2016 |Sebastián Jatz (1980)

Aborda el paisaje sonoro de la ciudad, las relaciones entre arquitectura y geografía, concibiéndola como soporte a ser manipulado e intervenido. Bajo esta premisa ha realizado numerosas presentaciones e intervenciones que juegan con sus propias magnitudes de escala espacial y participativa. Este un dispositivo anclado al cielo de la sala es parte de su proyecto Seguimiento Continuo de Infinitos Puntos. Este corresponde a una serie intervenciones públicas a partir de los semitonos que completan la octava, que buscan la formación de una línea, a la vez que se permite la participación de cualquier ejecutante y la concentración en la producción de un sonido suave, simple y objetivo.

 

 

Vista general de Sala.

Imágenes de la inauguración el lunes 5 de diciembre del 2016.

 

Archivo

Junto a las 11 obras la muestra incluyó un espacio de archivo conformado por una infografía/radiografía del arte sonoro en Chile, un espacio de documentación sobre Tsonami Arte Sonoro, un espacio audiovisual, una sección de libros y publicaciones y una sección de escucha del proyecto Sonec, sonoteca de música experimental en Chile.

Infografía del desarrollo del arte sonoro en Chile.

Archivo Tsonami, con descripción y objetivos de la organización Tsonami Arte Sonoro, descripción de cada una de sus áreas de trabajo: Festival Tsonami, Audiomapa.org, Radio Tsonami, Sello Tsonami Records, Área formativa y actividades de extensión.

Sección audiovisual y archivo de textos y libros sobre arte sonoro chileno.

Sección de archivo Sonec.

 

Obra Buzon de Voz del artista Gabriel Holpzafel, parte del archivo Tsonami.

 

Puedes revisar y descargar el texto de sala de la exhibición AQUI o dando click a la imagen del impreso abajo.

Puedes revisar mas imágenes de la exhibición en el siguiente LINK